La vida se convierte en un tablero de ajedrez, donde los hombres son figuras que se capturan en un país que comienza a despedazarse, siendo la irracionalidad, la gran triunfadora.

Los personajes de esta novela, serán doblegados por las circunstancias y, en una atmósfera enrarecida, serán arrastrados en las turbulencias de un tiempo que marcó a generaciones creando un imaginario social.

Es una pluma ágil la de Germán Bielefeldt, con necesarias dosis de ironía. La lluvia y el tibio sol de una primavera tenebrosa, construyen un escenario donde se juega una partida, que puede ser la excusa o bien un acto de inocencia frente al desmoronamiento de una sociedad que se autodestruye.

Cada hombre y mujer de esta historia, son consecuentes con sus ideales y valores, asumiento su posición en el complejo engranaje de la realidad. Algunos se autodescubren, otros se reafirman. Desde distintas trincheras, todos están entrelazados, a cada uno le corresponderá ir lentamente cortando los nudos.

La descripción de lugares y elementos propios de una época lejana, sirven para adentrarnos en un período de nuestra historia que suele provocar reacciones diversas, pero difícilmente, indiferencia.
Germán conjuga su pasión de ajedrecista con una escritura que busca profundizar en las acciones de los hombres, sus motivaciones, y como suelen estas, convertirse en un verdadero "Jaque a la razón"

*****

Rossana Barría al mando (al menos a ratos en este blog).

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal